Cuidados de la piel en vacaciones

#Familia / Hogar
Enero 05 / 2017

Por: Carolina Ortíz

Mis mejores recuerdos de infancia involucran una piscina, el mar, arena y días de insolación, pero sobre todo mucha felicidad, además esas siestas después de un día de piscina para los niños son refrescantes y muy profundas. Desde que soy mamá, hago más actividades en el sol y al aire libre, jugar con mi hijo en el agua o en un parque me da una sensación de felicidad y de reconexión con mi niña interior que me da bienestar.

Así que ya con un nivel de conciencia mucho mayor, porque aparte de disfrutar también quiero proteger a mi hijo de los daños del sol, y más si estamos de vacaciones, he encontrado la forma de sacar el máximo provecho a estar al aire libre y tener su piel sana.  Hoy les quiero compartir algunos tips para cuidar la piel de sus niños y de paso la de nosotras también.

El primer tip tiene que ver con horarios, aprovechar la mañana ente 7- 11 de la mañana para estar en el sol, nadar, jugar con arena, estar en el parque. A esta hora el sol no es tan fuerte, y entre más temprano sea  mejor, también podemos aprovechar las horas de la tarde después de las 3, en las que el resplandor otra vez se debilita. Además, estos son los mejores horarios para activar la vitamina D en el cuerpo.

Otra forma que he encontrado y que me funciona muy bien para cuidar la piel de mi bebe y no estar lidiando con la aplicación del anti solar una y otra vez, es usar camisetas manga larga especiales para el agua, que tienen protección solar, este tipo de prendas es muy fresca, se seca rápido y los protege todo el día.

Usar protector solar en nuestros hijos es un hábito que debemos incorporar lo antes posible, trata de buscar uno que sea especial para niños, que no se caiga con el agua y que sea ligero, pues a ellos no les gusta mucho la sensación pegajosa que puede quedar después de la aplicación. Encontrar el protector solar que te funcione es clave, y eso sí, tratar que sea más de 30 SPF para que te puedas relajar tú también en las vacaciones y no estar pensando en la piel de tus hijos.

Trata de que  tus hijos estén bien hidratados en sus vacaciones y tomen mucha agua, eso les va a ayudar a sentirse mejor, a tener más energía y a tener la piel más resistente al sol,  porque estará hidratada desde adentro.

Y por último, si se pasaron de abuso al sol, no te preocupes. Solo consigue una penca de aloe vera o de sábila, saca el cristal de adentro, ponla en agua 5 minutos para eliminar todo el yodo y por ultimo licúala y ponla en la parte afectada, deja que se seque y que duerman con esto aplicado toda la noche. Al otro día, la piel estará mucho mejor.

Lo más importante de todo, este tip por favor no lo olviden: disfruten cada momento, hagan recuerdos hermosos, jueguen y compartan  porque ellos crecen en un segundo.