¡Aprender en casa!

#Familia / Hogar
Marzo 09 / 2017

Hasta ahora el facebook live que más me ha gustado es el de educación en casa, vernos a todas las mamás con el mismo deseo de educar y ser esa escalera para que los hijos lleguen más alto y alcancen más cosas de los que nosotros alguna vez tuvimos me llena de motivación a seguir compartiendo lo que hacemos en casa con Benjamín, y creo que si a todas nos pusieran a pensar cómo queremos ver a nuestros hijos en el futuro, diríamos que felices y realizados, haciendo lo que aman y siendo buenas personas.

 

Así que esta vez no les quiero hablar de un método en especial sino de donde comienza todo el proceso de educación, y ese proceso comienza con una persona llamada mamá, en nosotras es donde comienza la enseñanza, no es en el colegio, o el jardín, es en el vínculo que hacemos con nuestros hijos, guiándolos desde que están en nuestra barriguitas cuando les contamos todo lo que pasa, cuando les cantamos, les contamos cuentos, y cuando nacen como les enseñamos rutinas, historias, con los masajes en la barriguita a reconocer su cuerpo, a gatear, a caminar…

 

Lo que les quiero decir es que nosotras como madres somos por naturaleza maestras de nuestros hijos, y muchas veces nos dejamos inundar de tanto mercadeo de lo que deberíamos hacer, cuando ya por instinto sabemos que estamos en la capacidad de acompañarlos y guiarlos, de ser luz en su camino para mostrarles las piedras y que no tropiecen, para enseñarles los senderos y las opciones que tienen para su vida.

 

Escribo esto para decirles que no hay por qué tener temor cuando queremos ayudar a nuestros hijos a aprender, nosotros somos las primeras maestras de ellos, y seremos siempre ese referente al que volverán cuando necesiten un polo a tierra o un abrazo cuando el mundo esté al revés, nada genera más paciencia y motivación que enseñarle a un niño.

 

Cuando educamos desde el amor y con amor, reconociendo sus tiempos de atención, la importancia del juego y respetando siempre sus intereses y compartiéndoles tus intereses no como una imposición sino como una parte de ti, no hay como fracasar en la educación temprana.

 

Así que madres bellas, anímense a explorar el mundo del conocimiento con los niños, no solo aprenden ellos sino que nosotras aprendemos muchísimas cosas del mundo, la naturaleza, la historia, la cultura, el arte. Nos daremos cuenta que al final el verdadero maestro es el niño quien nos guía por caminos de curiosidad infinita y hace que nuestro mundo se abra con información nueva.

 

Caro Ortíz