¡Hábitos para una relación de pareja sana!

#Estilo de vida
Febrero 16 / 2017

Hace mucho tiempo no escribo sobre este tema que es tan importante en mi vida, y es la pareja. Yo he tenido la fortuna de encontrar un hombre maravilloso, que ha sido la persona que Dios en su infinito conocimiento diseñó para mí, y aunque nuestra relación es muy sana, no podemos descuidarla, debemos trabajar en ella todos los días, buscar espacios para mejorar y crecer juntos. Hoy les quiero compartir algunas acciones que nos ayudan a nosotros como pareja a sentirnos cerca y más enamorados, lo mejor de todo es que estos actos nacen del corazón y no de la billetera.

1. Buscamos tener tiempo solos, para nosotros funciona estar solos a las 5 de la mañana haciendo deporte y es uno de los espacios que más apreciamos porque estamos descansados, los dos estamos trabajando por una meta (salud) no tenemos al niño interrumpiéndonos, y podemos tener un espacio de conversación en medio de la tranquilidad.

2. Después de cinco años de relación no dejamos de reconocer las cosas que nos enamoran del otro, eso que admiramos y que nos mueve el piso. No se trata de melosería pero si de hacerle saber al otro que lo amamos.

3. Algunas parejas olvidan con el tiempo tener contacto físico como salir agarrados de la mano, darse besos espontáneos porque sí. En este punto no me refiero a intimidad si no a la importancia del contacto con el otro, de un abrazo, de unas cosquillas de esas cosas inesperadas pero que nos recuerdan lo mucho que amamos a nuestra pareja. 

4. Tener detalles que le hagan saber que es nuestra prioridad, no solo nuestro amor sino alguien que de verdad nos importa y que queremos que esté bien. Puede ser esperarlo con comida caliente todos los días, o algunas veces a la semana desempolvar el recetario y recibirlo con una cena súper deliciosa. Son detalles pequeños pero que nuestras parejas valoran.

5. No hablar cuando estamos ofuscados o desesperados, una de las cosas claves en la relación es ser oportunos con los tiempos de conversación, es mejor quedarnos callados y decir que no es tiempo de hablar si estamos emocionalmente agitados. A mi pareja y a mí, esto nos ha ayudados a que en cinco años no nos hayamos faltado el respeto ni una sola vez. 

6. Escuchamos y vemos oportunidades de mejora, algunas veces el día a día nos lleva a tomar actitudes que no percibimos y es importante escuchar la retroalimentación de nuestra pareja siempre y cuando lo hagan de una forma respetuosa. Para nosotros ayudarnos a crecer y observarnos sin criticarnos o juzgarnos o escuchar sin defendernos es clave para poder transformar la relación en lo que los dos queremos. 
 

¡Comparte con nosotros los hábitos que tienes para tener una relación sana y fuerte con tu pareja, nos encantaría que entre todas enriquezcamos estas experiencias!

 

Caro Ortíz